Des-control

Hagamos memoria un rato: la figura del rompimiento radical y abrupto del status quo de un determinado orden establecido previamente, se le ha denominado “revolución”.Podemos identificar, a groso modo, que quién la utilizó como pilar eje fundamental de su reflexión teórica fue Marx. Sin embargo, no la inventó; la “revolución” no es más que un movimiento planetario. Me explico:
Existen dos movimientos de los cuales tenemos normal conocimiento: el movimiento de traslación, y el movimiento de rotación. El primero es cuando los astros giran en torno a un centro fuera de ellos; el segundo es cuando el movimiento gira en torno a su centro, ubicado dentro de ellos. No obstante, existe un tercero, el cuál acontece, caricaturizándolo, cuando una fuerza (no necesariamente) interior colisiona con este ente, haciéndolo cambiar de dirección violentamente, generando un nuevo movimiento de traslación, y un nuevo movimiento de rotación.

Podríamos decir que la “revolución” es aquel suceso que reconfigura un escenario determinado, en función de la coyuntura específica en donde éste (escenario) se desenvuelve. (Todos los adjetivos y conceptos son cordialmente discutibles. Mas no por eso dirán algo distinto de lo que pretendo decir con estas mismas palabras).
Mi querido Marx, no quiso decir otra cosa más que esto mismo que les digo, bajo probablemente esta misma información, en este mismo contexto explicativo cuando escribió su incipiente producción científica: extrapolar el concepto, y aplicarlo a una realidad social efectiva. Y sólo para transformarlo en objeto: la Revolución ocurre (y ocurrirá) siempre. En cada cierta cantidad de tiempo. Eso es un hecho.

Ahora bien, la figura del cambio siempre ha existido en la historia humana premoderna: la caída del imperio Romano de occidente (fin edad antigua); la caída del imperio Romano de oriente, o la caída de Constantinopla (fin edad media), a modo de ejemplo de rupturas de orden. Pero sólo desde la Revolución (burguesa) francesa, y con la llegada de la Modernidad, es que los cambios se vuelven susceptibles de acaecer como parte constitutiva del orden social. Es decir, sólo desde ese momento la revolución deja de ser una figura ajena a la macroestructura, o a la cosmovisión, formando parte de ella. Pues, todos los individuos se convierten en actores.

Bolchevique, cubana, mexicana, son ejemplos de revoluciones modernas. No obstante, de cuando en cuando, los oprimidos realizan actos de protestas reivindicadoras que si bien no logran concretarse en cambios efectivos, sí van generando de a poco LA instancia en donde LA revolución pueda ser pensada.
Suena The Chemical Brothers, Out Of Control.


Compañeros
Nuestra ruta ya no es la del miedo
Es una revolución humana.
Una invitación para aquellos
Que no quieren escuchar.

Nuestro camino es la liberación
Ante una insaciable globalización
Que quiere vernos morir
En un desierto de soledad

Los jóvenes, como herramienta de fuerza, vitalidad e idealismo, se transforman en los actores que no logran naturalizar un orden impuesto, intentando legitimar sus reivindicaciones en la protesta visceral iracunda y pedestre que tanto vilipendian tecnócratas y burócratas radicales proyectantes (a mi juicio) de una mala interpretación de la racionalidad.

Llevando esta lucha a los márgenes de la ilegalidad, tanto jurídica como militar (e incluso política), de la destrucción íntegra del sistema: la destrucción de la represión, de la censura, de la usura, de la explotación, de la injusticia, de la exclusión, del Estado, de la dominación.

Los conductos regulares para abordar las problemáticas de la población debajo del poder, pierden representatividad (a causa de las contradicciones, diría Marx), generando la legitimación de la violencia paramilitar en pos de un cambio radical y profundo para un new order, que pide a gritos manifestarse.

Out of control
Out of control

El descontrol en su máxima expresión se ve reflejada desde la marginalidad, desde caras tapadas con pañuelos, armas de fuego, gritos de guerra, acondicionamiento ideológico y caos. Es irrefrenable, sangriento, impetuoso, pero (aunque a muchos les pese) necesario.



PD: [Ver video íntegramente]


4 comentarios:

Fresas frescas dijo...

jajaja oyee me gusto la comparacion con los movimietos planetarios...

da pa pensar y comparar aun mas...

jajaja me vinieron las formulillas y esas cosas...

sistemas que incrementan una fuerza, mientras disminuye la distancia entre ellos... que entrete

saludillos pancho, que esti bien

chau

Yoy_Spica dijo...

Me encanta leer cuando tus palabras se repiten y parecen confusas... ajajaja!!

Es que -a modo de editor- vas como caballo de carrera y entras en cosas sin importancia Pancho!! del tipo: "lo que quise decir, que dijo, que dije" y ahi el lector pierde el interés! PLOP!

Bueno la idea en general del relato está bueno.. y el uso de tus estudios e intereses se notan... yo te doy cinco palomitas blancas.. pfffff!!

me gustó la analogía de los movimientos platanarios.. ajaja... con leche condensada puede ser's?

saludotes panchiiis!

*SPICA

Cioara Andrei dijo...

Foarte interesant ce ai postat.M-am uitat pe blogul tau si imi place ce am vazut chiar e frumos si interesant.Felicitari si sigur am sa mai revin!

Alvaro en OZ dijo...

hola
cmo estás?
tanto tiempo.....